El contenido que vende en internet

De siempre es sabido que más importante que el continente es el contenido. Un gran contenido vende y además, si se cuenta con la ayuda del posicionamiento SEO (sistema que permite aumentar la visibilidad de un determinado sitio web) el éxito está garantizado. Gracias al contenido se consigue crear notoriedad y generar afluencia de tráfico web.

Pero crear un contenido único, creíble, real y que atraiga a los usuarios es muy complicado. La red está llena de contenidos y la mayoría de ellos pasan desapercibidos para los usuarios. Es aquí donde entra en escena el marketing de contenidos, que ayuda a crear argumentos que logren destacar más que lo que circula por Internet.

La mayoría de expertos coincide en que toda la atención debe estar dirigida a lo que el público demanda y a partir de ahí, comenzar a trabajar el contenido. Esta es la base para la supervivencia de los miles de portales web que inundan la red. Si el contenido producido genera respuesta, la marca generará confianza y será más fácil llegar al target objetivo. Por ello, el truco está en explorar lo que la audiencia demanda y trabajar en base a ello.

En la actualidad, existen una serie de recursos que son indispensables para conseguir crear un contenido de calidad en Internet que consiga generar importantes beneficios. Entre ellos, uno de los más importantes y más antiguos en el sector de los negocios es vigilar a la competencia, pero en este caso, a través de la red. Aunque puede parecer poco ético, este método es imprescindible ya que de esta manera se puede conocer información sobre cómo trabaja la competencia para mejorar o modificar algunas líneas de actuación según se dé el caso.

Crear una retroalimentación entre marca y usuarios es otra de las técnicas infalibles para conseguir que el contenido se convierta en la “gallina de los huevos de oro” en la red. Para ello, es muy importante hacer un seguimiento de todos los comentarios que se realizan no solo en la propia web personal de la marca, sino también en foros y demás sitios online. De este modo, se pueden conocer las necesidades reales que poseen los consumidores y trabajar líneas estratégicas para poder satisfacer esas demandas.

La búsqueda de keywords o palabras clave constituyen un método bastante eficaz. La herramienta Trends del buscador Google informa a los usuarios sobre las nuevas tendencias y aquellos temas que generan más interés entre los usuarios.

Y por último, coincidiendo con la proliferación de los medios sociales y todo el universo digital, las redes sociales son hoy en día el arma más eficiente para las marcas y empresas. Los distintos canales sociales se han convertido en los indicadores perfectos para conocer cuáles son los intereses de los distintos usuarios y ello puede ayudar a crear contenido eficaz que genere bastante notoriedad de marca. En esta línea, el consumidor es el principal objetivo y en base a él, irán encaminadas todas las líneas de actuación favoreciendo siempre el retorno de la inversión.